18 Consejos para vivir más

En muchas regiones del mundo la esperanza de vida ha aumentado casi en un 50% gracias a los avances tecnológicos a las prácticas de higiene y a la medicina moderna. Se supone que nuestra sociedad vivirá más años que las generaciones previas, pero para asegurar que esto sea así, ten en cuenta las siguientes prácticas.

  • Sonríe con frecuencia para disminuir la respuesta negativa del cuerpo al estrés y para tener pensamientos más optimistas que te mantengan vivo por más tiempo.
  • Asume la vida con tranquilidad y disminuirás el riesgo de sufrir muchos problemas de salud. Dedica tiempo todos los días a relajarte y hacer cosas que disfrutes.

  • Desconecta tu vida y deja de lado las pantallas por una parte del día. Las actividades sedentarias consumen mucho tiempo de tu vida.
  • Mueve tus músculos. El sedentarismo es la mayor causa para ganar peso y sufrir de enfermedades crónicas; mantén tus músculos en ejercicio cada que puedas.
  • Sal de tu casa: toma un poco de sol, haz algo al aire libre y disfruta de los privilegios que te da la naturaleza todos los días.
  • Ten un horario establecido para dormir. Nunca renuncies al descanso del día y podrás mantener tu cuerpo y tu mente con la energía necesaria para realizar tus actividades.
  • Evita las sustancias tóxicas: los detergentes, los productos cosméticos e incluso la comida, están cargados de sustancias tóxicas que contaminan tu cuerpo.
  • Vive en armonía con los animales: la compañía de un animal mejora la calidad de vida de las personas y las hace sentir menos solitarias.
  • Pasa tiempo con tu familia y amigos: la soledad absoluta no es saludable para ninguna persona. Recibe y da afecto a las personas allegadas a ti.
  • Conoce la historia de tu familia: así sabrás qué enfermedades han sido recurrentes en tus seres cercanos y puedes estar prevenido para que no seas tú una víctima más.
  • Ama: las personas con afectos sanos, tienden a tener mejor calidad de sueño, menos estrés y un cuerpo más saludable.

30,2

  • Ayuda a los demás: las personas que participan en alguna actividad de voluntariado para ayudar a otros, son más felices, tienen menos problemas de salud y viven más tiempo.
  • Toma una taza de té: el té es una bebida llena de sustancias que combaten enfermedades crónicas como las del corazón y el cáncer.
  • Come una manzana cada día: las manzanas tienen muchos nutrientes que aumentan la longevidad; regeneran los tejidos cerebrales y previenen enfermedades degenerativas.
  • Ten un peso saludable: el sobrepeso altera el funcionamiento de todos los órganos del cuerpo, así que es un aspecto que debes mantener bien equilibrado.
  • No descuides las señales de tu cuerpo: no esperes a que las afecciones sean irreversibles. Si te sientes mal, busca remedios caseros o ayuda profesional.
  • Ten una dieta variada: incluye en tu alimentación diaria una buena cantidad de frutas y verduras, dos grupos alimenticios llenos de antioxidantes que evitan el envejecimiento prematuro.
  • Evita los alimentos congelados: intenta consumir siempre alimentos frescos que no hayan sido procesados químicamente. Lo natural es lo más saludable para tu cuerpo.