Remedios caseros para cuidar tu belleza natural

Para ser bella no necesitas usar ropa incómoda o llenar tu piel de maquillaje. A largo plazo, los químicos pueden deteriorar tu cuerpo así que lo más saludable es tener una belleza natural. A continuación encontrarás consejos muy sencillos para cuidar de tu apariencia sin invertir mucho dinero y sin terminar haciéndote daño:

1. Para lucir un cabello más saludable:

Si quieres que tu cabello se vea más brillante, mezcla un huevo y una banana macerada. Ponla en tu cuero cabelludo y déjala actuar de 10 a 30 minutos dependiendo de tus posibilidades. Luego lávate el cabello de la forma usual y al final, verás los excelentes resultados de esta mascarilla capilar.

26,1

2. Para hidratar tus uñas:

Debes sumergir tus manos en un poco de aceite de oliva por 5 minutos. Luego enjuaga con agua tibia o fría y notarás que tus uñas y la piel de tus manos, lucen mucho más saludables de lo que parecían.

3. Para suavizar el rostro:

La miel es un elemento con propiedades antibacteriales y además como cosmético te dará suavidad en donde la apliques. Por lo menos una vez a la semana, usa una cucharada de miel sin procesar, ponla en la yema de tus dedos y luego espárcela en tu rostro por 5 o 10 minutos. Enjuaga con agua tibia y luego seca muy bien tu piel.

4. Para aclarar el cabello:

Los champús tradicionales pueden causarle daño a tu cabello si no eliges el adecuado, pero un remedio natural para el cuidado de esta parte de tu cuerpo, es mezclar un cuarto de taza de vinagre de manzana con una taza de agua y aplicarlo en el cabello antes de aplicar el acondicionador que usas normalmente.

5. Para exfoliar las rodillas y los codos

Corta una naranja por la mitad y frótala suavemente en las rodillas y en los codos, que son los lugares en que la piel tiene más resequedad. Luego de un rato, empezarás a sentir que las durezas se van suavizando y luego del enjuague tu piel tiene una apariencia brillante y saludable.

26,2

6. Para exfoliar todo el cuerpo:

Para remover las células muertas de tu piel, solamente debes mezclar un poco de aceite de oliva con sal marina. Lo que hace esta mezcla es remover la piel muerta y dejar tu cuerpo más suave, más brillante e hidratado.

7. Para complementar tu acondicionador:

Para tratar el cuero cabelludo de raíz, se puede usar un poco de aceite de coco bien derretido. Lo que debes hacer es masajear tu piel con este elemento y esparcirlo también por todo el cabello; déjalo aplicado por un par de horas y luego enjuágalo usando el champú que usas siempre.

8. Para afeitarte:

Si no tienes crema rasuradora o te produce alguna alergia, usa un poco de aceite de coco y procede a usar tu máquina como lo haces siempre.

9. Para remover los puntos negros del rostro:

Pon 4 o 5 gotas de miel cruda en la mitad de un limón, luego frótalo en tu rostro por un minuto, haciendo énfasis en las áreas más afectadas; recuerda enjuagar muy bien para evitar que se den manchas al exponerte al sol.