¿Cómo saber si estás bebiendo suficiente agua?

Todos tenemos conocimiento de la importancia que tiene mantener el cuerpo hidratado para conservar una buena salud, pero ¿cómo puede nuestro cuerpo indicamos que necesitamos un poco más de este líquido? La buena noticia es que hay ciertas variables que pueden dejarte ver que deberías considerar aumentar la cantidad de agua que bebes cada día.

Se dice que la cantidad necesaria de agua para cada día, es de poco más de  dos litros al día, mientras que los hombres necesitan aproximadamente 2,5 litros cada 24 horas, pero hay que tener en cuenta que todos los organismos funcionan de manera diferente y no se pueden establecer condiciones fijas sin tomar en consideración el funcionamiento de cada cuerpo. Esta cantidad sugerida puede cambiar dependiendo del nivel de actividad física, de la exposición a altas temperaturas y de la dieta que se lleva.

Si crees que no consumes la cantidad suficiente de agua, deberías revisar y tomar nota de las señales más contundentes de que deberías consumir una mayor cantidad de este líquido para sentirte mejor.

15,1

Te levantas con la boca reseca:

Nuestro cuerpo necesita agua para poder producir la saliva, así que si te despiertas en la mañana sintiendo tu boca demasiado reseca, es indispensable que tomes un poco más de agua durante el día.

La orina es de color amarillo o ámbar:

Cuando tu cuerpo ha recibido el líquido suficiente para funcionar adecuadamente, la orina debe ser de un color amarillo casi transparente. La orina demasiado oscura es otra señal de tu cuerpo para que aumentes la cantidad de líquido.

Tienes una respiración anormal:

La saliva no sirve solamente para mantener lubricada la boca, también contiene ciertas propiedades para combatir las bacterias que causan dificultades al momento de respirar normalmente.

Sufres de estreñimiento:

El agua es la encargada de lubricar todos los órganos de nuestro cuerpo, incluyendo los que pertenecen al sistema digestivo. La deshidratación es una de las causas más comunes del estreñimiento, así que es importante que mantengas tu cuerpo provisto de agua.

Tienes líneas de expresión muy pronunciadas:

La piel es otro órgano del cuerpo, el más grande todos, y también requiere de agua para cumplir sus funciones vitales. La falta de agua ocasiona que la piel empiece a deteriorarse y aparecen signos como las líneas de expresión muy profundas.

15,2

Te sientes muy cansado, incluso si has dormido bien:

La falta de energía para realizar tus actividades y la fatiga constante, son dos signos muy evidentes de deshidratación. Si te sientes pesado y adormilado durante el día sin conocer la razón exacta por la que esto ocurre, intenta beber un poco de agua para que tu cuerpo recupere poco a poco sus condiciones normales.

Tienes hambre aunque hayas comido lo suficiente:

A veces nuestro cuerpo manifiesta la necesidad de líquido dando la sensación de tener hambre. Si acabas de ingerir un almuerzo suficiente y bien balanceado pero aún sientes hambre, tal vez lo que necesites sea tomar un buen vaso de agua para hidratar cada una de las partes de tu cuerpo.