7 Consejos para dormir mejor

El sueño reparador es una de las actividades más importantes para mantener el cuerpo en buenas condiciones y tener energía para realizar nuestras actividades diarias. Ya sea que tengas o no problemas para conciliar el sueño, estos consejos pueden serte muy útiles para que tengas un descanso más profundo y efectivo.

1. Ten un horario establecido para dormir y despertarte.

El cuerpo debe acostumbrarse a una rutina para cumplir mejor sus funciones. Procura ir a dormir a la misma hora todos los días y levantarte a la misma hora, sin importar que sea fin de semana. La consistencia fortalece el ciclo de sueño y te ayuda a relajarte más rápido. Aunque sea difícil prever factores variables, establece una rutina para la mayoría de los días.

16,1

2. Pon atención a lo que comes y bebes:

No vayas a la cama si estás muy hambriento o si acabas de comer una gran cantidad. La falta de comodidad del organismo hace que sea más difícil conciliar el sueño. También controla el consumo de nicotina, cafeína y licor para evitar sus efectos estimulantes, efectos que alteran la calidad de sueño.

3. Crea un ritual para antes de ir a la cama:

Procura hacer las mismas cosas cada día antes de irte a dormir, así le dirás a tu cuerpo que es momento para desconectarse por unas horas. Puedes tomar una ducha caliente, leer un libro o escuchar música relajante con las luces apagadas. Si haces actividades relajantes antes de dormir, podrás descansar mucho mejor.

4. Ponte cómodo:

Crea un ambiente en el que realmente te den ganas de descansar, esto implica que cuides la temperatura, la luz y el ruido. También pon atención a la calidad de tu colchón, de tus cobertores y almohadas; si debes dormir acompañado, busca la forma de que esto no interfiera con tu sueño. El cuerpo debe relajarse por completo a la hora de dormir.

5. Limita las siestas durante el día:

Una siesta demasiado prolongada durante el día, puede afectar seriamente el sueño de la noche, especialmente si sufres de insomnio. Si vas a tomar una siesta antes de la noche, evita que sobrepase los 30 minutos. En caso de que debas laborar en horario nocturno, mantén escasa luz mientras duermes para que no se altere tu reloj interno.

16,2

6. Procura realizar alguna actividad física:

Incluir cualquier tipo de ejercicio en tu rutina diaria, puede contribuir a que logres dormir mejor durante la noche. Con la energía que consumes en el deporte, el cuerpo podrá descansar más rápido y más profundamente. Intenta que las prácticas físicas tengan lugar temprano en la mañana para que permanezcas activado durante gran parte del día.

7. Controla las situaciones estresantes:

Cuando tienes mucho que hacer y muchas cosas en las cuales debes pensar, es muy probable que la calidad del sueño se vea seriamente afectada. Considera métodos que te ayuden a manejar adecuadamente el estrés; organízate de una forma diferente, establece prioridades y delega tareas para que tu salud no resulte perjudicada. Tómate un descanso cuando sea necesario y procura irte a la cama sin asuntos por resolver.