5 Pasos para adquirir un nuevo hábito

¿Eres de las personas que se inscribe al gimnasio y no pasa de una semana de ejercicio? ¿Te has propuesto iniciar una nueva actividad y te rindes en un par de días? Si la respuesta es sí, continúa leyendo, porque te mostraremos cuáles son los 5 pasos que debes seguir para construir un hábito nuevo y no fracasar en el intento.

De acuerdo con importantes estudios que se han realizado en este campo, aproximadamente el 40% de lo que hacemos diariamente corresponde a los hábitos que hemos construido a través de nuestra vida, así que es importante conocer cómo funciona nuestro cerebro cuando empezamos a adquirir una nueva rutina o una actividad diferente.

1. Comienza con algo pequeño:

Uno de los errores más frecuentes que suceden en el intento de crear un hábito nuevo, es que nos falta motivación. Para resolver esto, lo que se debe hacer es empezar por algo tan sencillo que no necesites motivación para hacerlo; no empieces con el propósito de hacer 50 flexiones al día, comienza por hacer solamente 5 y luego podrás ir avanzando poco a poco.13,1

2. Aumenta la intensidad y la frecuencia: 

Como ya lo mencionamos, debes empezar por lo simple; en vez de trazarte grandes metas para el comienzo, haz algo pequeño y mejora o aumenta la intensidad día tras día. En el transcurso del camino podrás ver cuánto has avanzado y la motivación se disparará haciendo que el hábito esté cada vez más arraigado en tu rutina.

3. Dosifica tus actividades:

Si te has propuesto realizar diariamente una hora de ejercicio, es mejor que no intentes hacerlo de un solo golpe mientras te acostumbras. Para dosificar la actividad, puedes hacer media hora de ejercicio en la mañana y los 30 minutos restantes en la hora de la noche. Ir de a pocos hará que tus metas se vuelvan mucho más cercanas y sentirás que progresas a un ritmo mucho más acelerado.

4. No le temas a los errores:

Es normal en cualquier proceso nuevo para nosotros que cometamos errores y nos salgamos un poco del camino, lo importante es retomar el curso tan pronto como sea posible. En ocasiones las circunstancias harán que no puedas realizar la actividad que quieres incorporar a tu vida. Aunque no hacerlo un día no creará un impacto altamente negativo, es fundamental que trates de ser consistente en tu nuevo hábito.13,2

5. Sé paciente:

A todos nos encantaría levantarnos un día con el impulso de llenar nuestra vida con acciones positivas y convenientes para nosotros, pero los cambios, cuando se trata de hábitos, requieren que seas paciente. Puedes hacer grandes avances si practicas la consistencia y la paciencia.  La intensidad de tu nuevo hábito debe darse poco a poco y a la medida que te sientas cómodo.

Recuerda que lo importante es comenzar con algo que sea fácil de realizar, que aumentes poco a poco la intensidad, que enfrentes el proceso sin tener miedo a cometer errores, que seas disciplinado y consistente y que comprendas que todo hábito nuevo requiere de tiempo y paciencia.