12 Usos del bicarbonato de sodio que no conocías

Tal vez no sabes que muchos de los elementos que encuentras en tu casa tienen más usos de los que puedes imaginarte. Puedes tener en tu cocina todo un botiquín y aún no te has dado cuenta. En el artículo de hoy te contaremos cuáles son algunos de los cientos de usos que tiene el bicarbonato de sodio:

8

  1. Como pasta dental: añade un poco de bicarbonato a la crema dental que usas normalmente y lograrás que tus dientes tengan un color más blanco.
  2. Para lavar piezas dentales: los retenedores, paladares y prótesis dentales pueden limpiarse con un poco de bicarbonato de sodio disuelto en un poco de agua tibia. Con esta mezcla limpiarás las bacterias y se neutralizan los olores.
  3. Como exfoliante facial: puedes preparar una mascarilla agregando tres partes de bicarbonato en una parte de agua. Aplica en tu rostro haciendo masajes en forma circular para exfoliar la piel y luego enjuaga.
  4. Para las picaduras de insectos: si tienes alguna alergia que produzca picazón o si has sufrido la mordedura de un insecto, mezcla el bicarbonato con agua en la zona de la piel afectada. Déjalo actuar un momento y luego enjuaga.
  5. Para limpiar el microondas: solamente necesitas impregnar una esponja o una toallita de cocina con un poco de bicarbonato y luego limpiar tu microondas interna y externamente.
  6. Para asear los pisos: es posible remover las manchas y los rayones del piso sin tener que utilizar ningún tipo de cera. Pon media taza de bicarbonato de sodio en un balde con agua caliente. Luego trapea los pisos manchados y con una esponja y bicarbonato, friega bien las manchas.
  7. Para quitar los olores en el refrigerador: puedes poner un poco de bicarbonato en un pedazo de papel o en una cajita y ubicarla la parte posterior de tu refrigerador.
  8. Para quitar los malos olores de los drenajes y basureros: esparce bicarbonato en el fondo y en el borde de tu bote de basura y para los drenajes, abre la llave o tira un poco de agua caliente mientras introduces media taza de bicarbonato.
  9. Para los campamentos: si vas a acampar, no olvides llevar un poco de bicarbonato de sodio entre tu equipaje. Puedes usarlo para lavar los platos, las ollas, para limpiar las manos, como desodorante o como pasta dental.   
  10. Para apagar el fuego: cuando se inicia un incendio, puedes controlarlo usando un poco de bicarbonato. Al calentarse, esta sustancia acaba con el dióxido de carbono que hace mucho más pequeñas las llamas.
  11. Para limpiar el cabello: todos los días nuestro cuero cabelludo acumula residuos que lo hacen ver reseco o grasoso. Si quieres eliminarlo, puedes poner una cucharadita de bicarbonato en el shampoo que usas diariamente. Luego lava tu cabello como acostumbras hacerlo y lo sentirás mucho más suave y limpio.
  12. Para tratar el acné: si tienes granos en el rostro o en otra parte de tu cuerpo, mezcla un poco de bicarbonato con jugo de limón hasta obtener una pasta suave. Aplícala sobre las partes de tu piel que están afectadas, teniendo cuidado de no exponerte al sol sin antes enjuagarla.